Ataques con ácido: Del drama a la resiliencia

Ataques con ácido: Del drama a la resiliencia

Por: Vanessa Valderrama

Los ataques con ácido son un flagelo que ha dejado cicatrices reales y simbólicas en el tejido social, pues no solo vulneran la integridad física, sobre todo de las mujeres, sino también asaltan la esencia misma de la comunidad colombiana.

Este reportaje es un viaje a través de las experiencias, las luchas y la resiliencia de las mujeres que han enfrentado la crueldad de los ataques con ácido.

En un país donde la luz de la igualdad lucha por brillar, estas mujeres nos enseñan que, incluso en la oscuridad más profunda, la resiliencia puede iluminar el camino hacia un futuro.

En contexto…

En el último año se han presentado 60.469 denuncias de violencia contra la mujer en Colombia.  127,5 casos por cada 100 000 habitantes, con una tendencia hacia el aumento del 7,1 % respecto a 2022, según datos recopilados por el Instituto Nacional de Salud.

Infografía tomada del INS

La evolución de los ataques con ácido en Colombia revela patrones preocupantes. Anteriormente concentrados en ciertas regiones o entornos urbanos, estos actos violentos se han extendido a lo largo del país, afectando a mujeres de diversas edades, clases sociales y entornos culturales. La tendencia hacia la dispersión geográfica sugiere la necesidad de un enfoque integral para abordar este problema, que va más allá de las soluciones localizadas.

Infografía tomada del INS

Posibles causas

Para comprender la raíz de estos ataques, es crucial explorar los factores que contribuyen a su perpetuación, de acuerdo con las Naciones Unidas de Derechos Humanos, estos son:

  • Cultura del machismo: La arraigada cultura patriarcal en Colombia ha contribuido a la normalización de la violencia de género. La noción de poder y control masculino a menudo se manifiesta de manera extrema a través de los ataques con ácido.
  • Conflictos sentimentales: En muchos casos, los ataques con ácido están vinculados a conflictos sentimentales, tales como el rechazo amoroso o disputas conyugales. La falta de habilidades para manejar emociones y conflictos de manera saludable puede desembocar en actos violentos.
  • Impunidad: La impunidad y la falta de consecuencias efectivas para los perpetradores han alimentado la repetición de estos ataques. Es crucial abordar las lagunas legales y asegurar que aquellos que cometan tales delitos sean llevados ante la justicia.
  • Acceso a sustancias corrosivas: La facilidad con la que los agresores pueden adquirir sustancias corrosivas contribuye a la prevalencia de estos ataques. La regulación y control de la venta de productos químicos peligrosos son aspectos clave para abordar este problema.

El fenómeno de los ataques con ácido en Colombia, en aumento, es crítico y el cambio de tendencia hasta llegar a su erradicación depende de factores estructurales, como la educación, que propenda por la construcción de una sociedad donde las mujeres no solo estén protegidas contra estos ataques, sino también empoderadas para vivir libres de miedo.

En respuesta al creciente problema de los ataques con ácido, el Gobierno colombiano ha implementado medidas y legislaciones específicas para prevenir estos actos violentos y asegurar la rendición de cuentas. Aunque el camino hacia la erradicación de estos ataques es desafiante, estas iniciativas representan un paso crucial hacia la protección de las mujeres y la construcción de una sociedad más segura.

  1. Ley 1773 de 2016

Esta ley, también conocida como «Ley Natalia Ponce», fue promulgada como respuesta al ataque que sufrió Natalia Ponce de León en 2014. Esta legislación fortaleció las penas para los agresores de ataques con sustancias químicas, incluyendo el ácido. Las penas pueden alcanzar hasta 50 años de prisión, dependiendo de la gravedad del ataque.

  1. Registro Nacional de Agresores con Sustancias Químicas

El gobierno colombiano ha establecido un registro nacional que recopila información sobre individuos condenados por ataques con sustancias químicas. Este registro permite un seguimiento efectivo de los agresores liberados y ayuda en la prevención de reincidencias.

  1. Centros de Atención Integral a Víctimas

Se han establecido centros especializados para proporcionar atención integral a las víctimas de ataques con ácido. Estos centros brindan servicios médicos, apoyo psicológico, asesoramiento legal y programas de rehabilitación, contribuyendo a la recuperación física y emocional de las víctimas.(Fundación Mujer y Futuro, Secretaría Distrital de la Mujer, Corporación Vamos, Fundación Ana Bella, Fundación INTI, entre otras).

  1. Campañas de Sensibilización y Prevención

El gobierno colombiano ha lanzado campañas de sensibilización a nivel nacional para educar a la sociedad sobre los peligros de los ataques con ácido y fomentar un cambio cultural. Estas campañas buscan desafiar las normas de género dañinas y promover el respeto y la igualdad.

  1. Cooperación con Organizaciones No Gubernamentales (ONG)

El gobierno trabaja en estrecha colaboración con organizaciones no gubernamentales que se centran en la prevención de la violencia de género y el apoyo a las víctimas. Esta cooperación permite una respuesta más completa y efectiva ante los ataques con ácido.

A pesar de estos esfuerzos, aún persisten desafíos en la implementación efectiva de estas leyes y medidas. La sociedad colombiana continúa enfrentándose a la tarea de cambiar las actitudes arraigadas que contribuyen a la violencia de género.

Tomada de galería de Vanessa Valderrama

Antes víctimas, ahora activistas

Martha*: Transformando el Dolor en Activismo

Martha, de 35 años, fue víctima de un ataque con ácido por un familiar. Su experiencia personal la llevó a convertirse en una activista incansable. Martha ha abogado por cambios legislativos más estrictos y ha participado en campañas de concientización para prevenir futuros ataques. A través de su fundación, proporciona apoyo a mujeres que han enfrentado experiencias similares, brindándoles un espacio seguro para compartir y sanar.

Sofía*: El Poder de la Resiliencia

Sofía, madre soltera de dos hijos, fue atacada con ácido por su expareja. A pesar de enfrentar el dolor físico y emocional, Sofía ha demostrado una notable resiliencia. Después de múltiples cirugías reconstructivas, ha reconstruido su vida y se ha convertido en una defensora activa de los derechos de las mujeres. Sofía trabaja con organizaciones para ofrecer asesoramiento a otras víctimas, alentándolas a encontrar fuerza en su resiliencia interna.

Derly: A través de sus ojos (enlace a crónica)

Derly, de 20 años, fue atacada con ácido por su expareja por un amor obsesivo quién no se resignaba a perderla; y finalmente, después de haber orquestado el ataque en contra de su “amada”, él decidió quitarse la vida.

Derly, tras su desfiguración facial ha luchado contra la ansiedad y la depresión. A pesar de las dificultades, ha encontrado apoyo en grupos de apoyo y organizaciones que buscan su rehabilitación. Su valentía para compartir su experiencia se ha convertido en una voz inspiradora para otras mujeres afectadas.

Estas mujeres, a pesar de las adversidades inimaginables, han demostrado una resiliencia extraordinaria. Sus narrativas destacan la importancia de brindar apoyo a las víctimas, abogar por un cambio cultural y legal, y trabajar hacia una sociedad donde los ataques con ácido sean una atrocidad del pasado.

*Nombres modificados por solicitud de las entrevistadas

“Violencia de Género: escenarios y desafíos”

De acuerdo al libro “Violencia de Género: escenarios y desafíos” de Universidad Autónoma de Madrid,   aterrizado en la realidad colombiana,  los ataques con ácido no solo dejan cicatrices físicas y emocionales en las víctimas directas, sino que también generan ondas de impacto que se extienden a sus familias y comunidades, tejiendo una red de consecuencias que perduran en el tiempo. Este fenómeno no solo afecta a la persona directamente atacada, sino que también deja una marca en la estructura social y emocional que la rodea.

El impacto en las familias de las víctimas es inmenso. Las dinámicas familiares se ven afectadas por el trauma, la ansiedad y las dificultades emocionales que enfrenta la víctima. La carga emocional puede generar tensiones en las relaciones familiares y, en algunos casos, llevar a la ruptura de familias enteras, pues sus miembros a menudo se enfrentan a un proceso de adaptación y apoyo continuo para ayudar a sus seres queridos a superar las secuelas físicas y emocionales.

Las implicaciones del fenómeno se extienden más allá del núcleo familiar y afecta a comunidades enteras. Estos ataques generan un sentimiento de miedo y vulnerabilidad en la sociedad. Las comunidades se ven forzadas a confrontar la realidad de la violencia de género, creando un ambiente de desconfianza y preocupación generalizada. Además, los estigmas asociados con los ataques con ácido pueden llevar al aislamiento social de las víctimas y sus familias, dificultando su reintegración en la comunidad.

Otro gran impacto para las víctimas y sus familias es el económico, debido al costo de los tratamientos, la rehabilitación y la posible pérdida de ingresos, debido a la incapacidad de la víctima para trabajar.

Por otra parte. la exposición a la violencia de género, especialmente en entornos familiares y comunitarios, puede contribuir a la perpetuación de ciclos de violencia: Los niños que son testigos de ataques con ácido pueden verse afectados en su desarrollo emocional y psicológico, aumentando el riesgo de que reproduzcan patrones de violencia en el futuro. Esto subraya la urgencia de abordar no solo las consecuencias inmediatas, sino también las raíces profundas de la violencia de género.

En el dolor de las cicatrices y las lágrimas de resiliencia, surge un llamado claro a la acción. Los ataques con ácido en Colombia no solo son una afrenta a la integridad física y emocional de las víctimas, sino también una herida profunda en el tejido social que todos compartimos. Al explorar las historias de valentía, la lucha colectiva y el apoyo vital de organizaciones locales, emerge una narrativa de esperanza y cambio.

La sociedad colombiana se encuentra en una encrucijada crucial: La violencia de género, expresada de manera tan brutal a través de los ataques con ácido, exige una respuesta colectiva y decidida.

Los cambios legislativos, las campañas de sensibilización y la creación de un entorno seguro son pasos cruciales que deben ser dados. Pero, más allá de las políticas gubernamentales, es la transformación cultural, arraigada en el respeto mutuo y la igualdad de género, la que forjará un futuro más seguro.

 

 

 

Join the Conversation

  1. Mike Abramson
    says:

    Hello

    I have just took a look on your SEO for inspiracomunicaciones.com for the ranking keywords and saw that your website could use a push.

    We will increase your ranks organically and safely, using only state of the art AI and whitehat methods, while providing monthly reports and outstanding support.

    More info:
    https://www.digital-x-press.com/unbeatable-seo/

    Regards
    Mike Abramson

    Digital X SEO Experts

  2. Extended Opportunity
    says:

    MobiApp AI – True Android & iOS Mobile Apps Builder (Zero Coding Required) https://ext-opp.com/MobiAppAI

  3. zakaz-kuhni-cena-CalvinREm
    says:

    заменить личинку в металлической двери
    https://zamena-lichinok.ru/

  4. Mike Neal
    says:

    Hi

    I have just verified your SEO on inspiracomunicaciones.com for the ranking keywords and saw that your website could use an upgrade.

    We will enhance your ranks organically and safely, using only state of the art AI and whitehat methods, while providing monthly reports and outstanding support.

    More info:
    https://www.digital-x-press.com/unbeatable-seo/

    Regards
    Mike Neal

    Digital X SEO Experts

  5. Extended Opportunity
    says:

    An Ultimate Web-Hosting Solution For Business Owners https://ext-opp.com/HostsMaster

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *